TÉCNICA DE EQUILIBRIO GLANDULAR

TÉCNICA DE EQUILIBRIO GLANDULAR

NUESTRAS GLÁNDULAS ACTÚAN A LA VEZ SOBRE EL CUERPO Y EL PSIQUISMO. SON EL ENLACE PERFECTO EL MÉTODO EQUILIOS ACTÚA PUES SOBRE ESTOS DOS PLANOS DE LA PERSONALIDAD

LA TECNOLOGÍA EQUILIOS

ES LA HERRAMIENTA DE LA ENDOCRINO-PSICOLOGÍA. CONSISTE EN UN DISPOSITIVO DE CAMPO MAGNÉTICO BIOCOMPATIBLE PARA APLICACIÓN ABDOMINAL Y LUMBAR, EJERCIENDO ESTRÉS ADAPTATIVO CONTROLADO SOBRE EL SISTEMA ENDOCRINO CON EL FIN DE PRODUCIR EL REEQUILIBRIO GLOBAL.

EL MÉTODO EQUILIOS

CONSISTE EN UTILIZAR EL DISPOSITIVO EQUILIOS Y ACOMPAÑAR AL PACIENTE EN LA MEJORA DE SU ESTILO DE VIDA, EN PARTICULAR AYUDÁNDOLE A COMPRENDER LO QUE PUEDE HABER PROVOCADO UN DESEQUILIBRIO, UTILIZANDO LA CLAVE GLANDULAR.

ES UNA TÉCNICA CREADA POR EL DR CAYO MARTIN VALENCIA. MEDIANTE LAS MANOS SE REALIZA UN MASAJE EN ZONAS ESPECÍFICAS DONDE SE ENCUENTRA EL BLOQUEO (NUDOS TNDR), PERMITIENDO QUE EL CUERPO EVOLUCIONE HACIA EL EQUILIBRIO.

La Endocrino-Psicología es la disciplina que estudia la relación entre el cuerpo u la conciencia, o la mente, basada en el trabajo del doctor Jean Gautier (1891-1968) y formalizada por su heredero, Jean Du Chazaud en 1979. Según la Endocrino-Psicología, el equilibrio glandular entre las principales glándulas (tiroides, suprarrenal, hipófisis y genital) condiciona el libre ejercicio de la voluntad y por lo tanto una forma óptima de bienestar corporal y psicológico.

Este axioma de comprensión es llamado clave glandular. La Endocrino-Psicología utiliza la tecnología EQUILIOS, un dispositivo de campo magnético biocompatible, para promover el equilibrio del individuo: un retorno a la armonía funcional perdida debido al estrés o a errores en el estilo de la vida que han desequilibrado sus interacciones glandulares.

La Endocrino-Psicología afirma la primacía funcional del sistema endocrino sobre el sistema nervioso, que se considera solo como el lugar de sedimentación de los automatismos, consecuencia de las sucesivas adaptaciones permitidas por las funciones adaptativas del sistema glandular, bajo la dirección de la voluntad y la conciencia.

BREVE HISTORIA DE LA DISCIPLINA Y EL MÉTODO

El dispositivo EQUILIOS se basa en el trabajo del Jean Gautier quien demostró el predominio el del sistema glandular sobre el sistema nervioso. Muestra en particular que el equilibrio glandular de las 4 glándulas principales (pituitaria, tiroides, suprarrenal y genital) condiciona todo el funcionamiento humano, tanto física como mentalmente. Van tan lejos como para manejar el conjunto del sistema nervioso. Este trabajo es la base de la Endocrino-Psicología. Este nuevo generador de campo de alta frecuencia EQUILIOS forma parte de una famosa línea de dispositivos que vieron la luz hace mas de un siglo a partir del trabajo del ingeniero y medico Arsène D’Arsonval. Se beneficia de las tecnologías más modernas.

La Endocrino-Psicología es una nueva disciplina que estudia la relación entre las glándulas y las aptitudes humanas. Endocrino-Psicología: una llave que abre la caja negra del funcionamiento humano. La Endocrino-Psicología es la disciplina emblemática de la alianza cuerpo-mente. Establece el principio absoluto de que solo el espíritu humano controla el comportamiento y no el cerebro, que no es un sino un órgano. Las glándulas son los instrumentos esenciales.

Órgano de la memoria, el cerebro no hace más que almacenar información de las modulaciones hormono-neuronales. Prueba: los pacientes con hipotiroidismo congénito no pueden registrar casi ningún dato en la memoria, cuando sus cerebros son normales. Es suficiente compensarlos con hormonas tiroideas para restaurar su capacidad de registro. El cerebro no es el órgano director que hemos creído desde Broca.

Solo el espíritu es libre y por lo tanto capaz de dirigir. Su eficacia solo es posible a través de la estricta intermediación de las glándulas endocrinas, que son los instrumentos esenciales. Sabemos que las glándulas son las primeras en la formación del embrión: la maduración de las neuronas depende de las hormonas tiroideas que condicionan la formación de vainas de mielina y la construcción de la sinapsis.

El aspecto más remarcable de esta aportación excepcional es la revelación de que nuestras facultades mentales, como todo el carácter de los individuos, están enraizadas en las poderosas influencias hormonales. ¿Quién hubiera pensado que el cerebro es solo un órgano silencioso sin las influencias glandulares de nuestras hormonas?

MODO DE ACCIÓN DE LOS CAMPOS DE ALTA FRECUENCIA

En primer lugar, hay que decir que la frecuencia de vibración de EQUILIOS está absolutamente libre de cualquier tipo de peligro. Pero ¿Cómo explicar la acción de esta energía vibratoria sobre las glándulas endocrinas?

Las glándulas son las guardianas de la adaptación general. Nos protegen de cualquier influencia externa potencialmente dañina o estresante tratando de mantener el equilibrio glandular que de mantener todas las funciones en buen estado de funcionamiento.

Las vibraciones electromagnéticas especificas generadas por el dispositivo solicitan las reacciones glandulares tan pronto como entran a través de las placas-electrodos. Las glándulas se equilibran entonces naturalmente, siendo su tendencia natural regularse entre si y constantemente.

Es una solicitación sistemática del sistema endocrino por las vibraciones electromagnéticas y que logran el equilibrio glandular. Pero ¿Por qué los campos electromagnéticos actúan específicamente sobre las glándulas endocrinas?

Porque las glándulas son nuestros órganos de adaptación por excelencia. Fluctúan, cambian su régimen funcional cada vez que la situación lo exige. Ya sea física o psicológicamente, las glándulas adaptan su funcionamiento a las necesidades ambientales

La acción es física cuando se considera su influencia en el cuerpo, por ejemplo, en la protección contra el sol (glándula pituitaria que actúa sobre el bronceado de la piel) o los cambios en la temperatura interna: fiebre en caso de ataque microbiano, regulaciones internas durante los cambios en la temperatura externa (tiroides), o tensión muscular extrema para escapar de un peligro(suprarrenales)

La acción es psicológica en todas las situaciones que requieren una reacción emocional, pero también intelectual cuando tenemos que adaptar nuestro lenguaje, responder a una objeción, buscar en nuestra memoria, reprimir una agresividad o realizar un trabajo intelectual.

En todos los casos, las glándulas modifican su régimen para mantener la adaptación correcta. El cerebro no está directamente implicado excepto por el almacenamiento en memoria, esta memoria que solo demanda se reactivada permanentemente.

Las glándulas son por lo tanto nuestros más preciados guardianes. Nos protegen de las agresiones y en todo caso, son ellas las que reaccionan primer para apreciar nuestras fuerzas de reacción y ajustar nuestra respuesta en función de los impactos que nos afectan.

Dado que las glándulas reaccionan muy vivamente, una energía vibratoria aplicada al cuerpo pondrá inmediatamente en marcha las fuerzas reactivas y adaptativas para reaccionar contra el agente potencialmente perturbador.

Es precisamente en esta necesaria reacción que las glándulas hacen intervenir su equilibrio funcional. Las glándulas se ven entonces en la obligación de auto-regularse de una manera más o menos intensa. Se esfuerzan en mantener nuestras constantes internas (pulsaciones cardiacas, temperatura interna, ventilación pulmonar, valores de los componentes sanguíneos, tasa de azúcar, niveles de calcio, etc.) contrarrestando el agente perturbador que podría representar en este caso el campo vibratorio.

Esta autorregulación se ejerce según una tendencia natural que es siempre la del equilibrio que hay que mantener y hacer perdurar. Los campos de frecuencia media son la forma extraordinaria de restaurar el equilibrio glandular o aumentarlo cuando ya es correcto.

LA PUBERTAD ARTIFICIAL

El Dr. Jean Gautier Descubrió el verdadero mecanismo de la acción de estos campos electromagnéticos, una explicación que refino hasta la formulación que el dio a este método de equilibrio general: la pubertad artificial.

La gran “convulsión” que Jean Gautier aporto a la interpretación de los fenómenos humanos lleva a la comprensión de que el objetivo de la pubertad no es la sexualidad, sino el equilibrio glandular.

Este equilibrio no se adquiere al nacer, sino que se adquiere gradualmente en las primeras tres semanas de vida del recién nacido mediante la estimulación de la glándula genital intersticial. Esta no se desarrolló en el feto, a diferencia de las otras tres (pituitaria, tiroides y suprarrenal), completamente activas al tercer mes fetal.

Este equilibrio no se consigue más que con la puesta en nivel de esta 4º endocrina, haciendo posible el equilibrio general. Este corto periodo neonatal constituye la primera pubertad. La segunda pubertad es propiamente la pubertad de la pre-adolescencia. La tercera en la adolescencia. La llamada glándula genital intersticial (testosterona y foliculina) tiene un efecto tan poderoso en la economía general que regula todo el equilibrio psicofisiológico del hombre.

En su acción en el plano mental, tiene un papel importante ya que asegura el autocontrol del sujeto y de toda su actividad voluntaria.

Tiene un poderoso efecto sobre la tiroides al controlar el nivel emocional y la estabilidad del estado de ánimo. Cuanto menos activa sea la genial intersticial en el conjunto glandular, mayor será la desestabilización por un alto nivel emocional.

Recordemos la experiencia de la extirpación de los ovarios en un conejo: induce inmediatamente el hipertiroidismo, que a su vez es controlado por una aportación de extractor ováricos. La genital intersticial es una especia de giroscopio fisiológico. Ella es como la pértiga del funambulista en equilibrio sobre su cuerda. El ejercicio psicológico de la voluntad, manifestación del libre albedrio, actúa soberanamente sobre el equilibrio personal por grabación progresiva de las acciones correctivas tendientes a los buenos automatismos, es decir, a los que contribuyen a la buena adaptación.

Una vez más, un bucle favorable se opera sin cesar en aquellos que ven la necesidad de esta tensión hacia una finalizada de equilibrio. La voluntad actúa sobre el equilibrio glandular- por la acción necesaria de la glándula genital intersticial – a medida que se repiten los buenos actos, y estos repercuten sobre el desarrollo de la voluntad.

El principio de equilibrio o regulación endocrina no puede expresarse mejor que la ley general del Dr Bordier (1929) a propósito de los campos electromagnéticos: cuando queremos hacer el organismo sufra una perturbación desarreglando su modo de funcionamiento habitual, se establece primero una reacción defensiva tendiente a oponerse a la perturbación producida. Esta reacción defensiva obliga a nuestras fuerzas adaptativas a reaccionar positivamente.

De ahí la acción general del equilibrio que cabe esperar. Este método parece estar en el orden práctico, coronando el logro de las concepciones endocrino-psicológicas del Jean Gautier

Nuestras glándulas actúan a la vez en el cuerpo y el psiquismo. Son el enlace perfecto. Por lo tanto, este método actúa en estas dos esferas de la personalidad. Y si hemos dicho que somos la edad de nuestras arterias, es mucho más cierto que somos la edad de nuestras glándulas.

EL USO DE EQUILIOS ES SUMAMENTE SENCILLO PARA CUALQUIER TERAPEUTA:

La frecuencia ideal es de 2 sesiones semanales, mínimo 1. No puede pretenderse alcanzar los efectos globales profundos obtenibles haciendo menos sesiones.

El número de sesiones dependerá de cada caso, no pudiendo prefijar un número exacto de las mismas. En todo caso, por la amplísima experiencia obtenida con este sistema se puede afirmar que el propio individuo receptor de la sesión es quien no pone obstáculo a las sesiones que sean precisas al sentir paulatinamente más y más bienestar corporal, emocional y mental.